Torre de Hercules

España - Galicia- A Coruña - Ubicación Google Maps

Altura Focal: 106 m. > Altura Soporte: 49 m.

Este Faro lo visitas en:


Acceso al Faro

Fácil hasta el faro

Parking

Aparcamiento fácil en las proximidades

Servicios

Cafetería y restaurante en las proximidades del Faro

Visita al Interior

Accesible. Enlace a la  web

Entorno

Zona muy Turística - Zona Urbana - Zona de Paseo


Este faro está en una Loma de la costa gallega muy cerca de la ciudad de A Coruña. La tradición considera que el faro de la Torre de Hércules tiene una antigüedad de tres mil años, a lo largo de los cuales se arruinó y fue reconstruido en varias ocasiones.

La Torre de Hércules fue construida como faro por los romanos hacia finales del siglo I y comienzos del II. Su origen no está claro, pero los estudios realizados permiten determinar su construcción en la época del emperador romano Trajano que gobernó entre los años 98 y 117 d.C.

Del aspecto que tenía entonces se conserva su interior revestido por un recubrimiento arquitectónico realizado a finales del siglo XVIII. Grabada en la roca al pie de la torre se conserva una inscripción latina, en la que se recoge el nombre del posible arquitecto romano autor de la torre: Gaio Sevio Lupo.

Muchas son las leyendas relacionadas con la construcción de la Torre de Hércules. Una de ellas cuenta que Hércules llegó en barca a las costas donde está el faro y que fue precisamente allí el lugar donde enterró la cabeza del gigante Gerión, después de vencerle en combate.

Pasa por distintos periodos y en algunos de ellos se convierte en castillo defensivo. Tras la desaparición del imperio romano, la Torre de Hércules sufre, desde el siglo V, un progresivo deterioro. A partir del siglo IX las costas se sometían a números saqueos. En estos siglos la Torre sirve como punto de referencia para delimitar un territorio al que se le da el nombre de Faro Brigantio o simplemente Faro. En el mapa de Burgo de Osma (1086) aparecen representados los faros de Alejandría y de la Torre de Hércules.

En 1208 se construye la nueva población de Crunia y la torre queda abandonada. En el siglo XVI ya no existía ni el muro perimetral exterior ni tampoco la rampa de acceso. Es en este siglo cuando se inicia lentamente el proceso de su conservación y se recupera como faro.

Para la restauración definitiva comenzaron las obras en 1788. Y se terminaron en 1790. Posteriormente se realizaron algunas transformaciones, pero desde entonces tiene su aspecto actual

En la actualidad el acceso a la Torre permite apreciar las últimas excavaciones llevadas a cabo. Desde su base y tras subir sus 234 escalones, se llega al mirador desde donde se contempla una espectacular vista de A Coruña.

En el Centro de Información y Atención al Visitante (CIAV), de 9.45 h a 17.15 h Encontrarás como comprar entradas y más informaciónen el siguiente enlace.